20 años de chavismo

Sin comentarios

Un 6 de diciembre de 1998, el golpista Hugo Chávez ganó la presidencia de Venezuela con el 56% de los votos poniendo final a 40 años de gobiernos democráticos provenientes de los partidos Acción Democrática y COPEI.

Recordemos que el golpista Chávez perpetró un golpe de estado, en febrero de 1992, contra el Presidente Constitucional quien era Carlos Andrés Pérez y, en noviembre de ese mismo año, militares cercanos a Chávez perpetraron otra intentona golpista. Es válido recordar que estos golpistas pretendieron asesinar al Presidente Pérez como a su familia. ¡Típica orgía de sangre socialista! Me hace recordar el fusilamiento que ordenó Lenin, el dictador ruso, contra el depuesto Zar Nicolás II y su familia en Ekaterimburgo.

El discurso de Chávez fue la “lucha contra la corrupción” y una nueva Constitución para “refundar” el país. ¿No les parece conocido ese discurso?

Muy a pesar que el medio mundo advirtió que el golpista Chávez era un discípulo del dictador Fidel Castro y que establecería una dictadura socialista en Venezuela, los venezolanos lo votaron –ingenuamente- pensando que Venezuela sería mejor que en los gobiernos de AD y COPEI.

Chávez convocó a dos referéndums (abril y diciembre de 1999) para hacer una Constitución, a su medida, y de esa manera, establecer una dictablanda o, mejor dicho, una dictadura socialista con la careta de democrática. Con los años, el dictador Chávez concentró todos los poderes políticos en sus manos, tuvo reelección indefinida, metió preso a los opositores; es decir judicializó la política ¿les parece conocido esa historia?, cerró medios de comunicación privados, como Radio Caracas TV, e hizo populismo barato a expensas de los impuestos de los venezolanos.

¡No se olviden de que la Venezuela chavista regala miles de barriles de petróleos a la longeva dictadura socialista de La Habana!

Tras el fallecimiento de Chávez, en marzo del 2013, le sucedió su aprendiz, el también asesino y dictador, Nicolás Maduro.

En 20 años de chavismo o castrochavismo, como bien he escrito en sendos artículos, convirtió una otrora nación prospera como Venezuela, sobre todo gracias al primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en un Estado paupérrimo al nivel de Haití y donde más de cinco millones de venezolanos han tenido que emigrar hacia otros países, como el Perú, para obtener un trabajo digno. El socialismo solo genera miseria, Venezuela es uno de los tantos ejemplos y no me vengan con el cuentazo que con Chávez todo sería perfecto porque la crisis económica venezolana, sí o sí, iba a estallar desde mediados del año 2014.

La derechita light venezolana decía que el castrochavismo no iba a dura ni 10 años. ¡Ya van 20 años y Maduro no da señales que se irá del poder pacíficamente!

A la derechita peruana le recuerdo que la dictadura más longeva, en las Américas, es la cubana que tiene 59 años de salud política y tampoco dan vicios de una retirada pacífica del poder.

La historia ha demostrado que el comunismo o el castrochavismo o el paleo marxismo jamás dejan el poder de vías pacíficas y que se convierten en dictaduras longevas, asesinas y corruptas.

Usted, peruano, ¿sabía que Odebrecht sobornó a Maduro con 100 millones de dólares para hacer obras en Venezuela?

Ahora lo sabe y entienda la izquierda paleomarxista siempre es más corrupta y nociva que cualquier otra fuerza política por ser una ideología totalitaria.

¡20 años de socialismo en Venezuela y con buena salud política!

Es la enésima vez que les advirtió de lo que podría venir aquí. ¡Guerra avisada no mata gente!

Renatto Bautista Rojas

Autor

Renatto Bautista Rojas

Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Tesis aprobada con Mención de Excelencia. Primer Puesto en la Maestría de Gestión de Políticas Públicas en la Escuela de Postgrado de la UNFV, autor de los libros Medios de Comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018).

Up Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.