Juventud y Desarrollo

Sin comentarios

Esta semana celebramos el día internacional de la juventud, fecha particularmente emblemática en América Latina y África donde este grupo etario es fundamental para su presente y futuro. Pero que es ser joven; los hay de edad y otros de espíritu, así lo diría un poeta. Ciertamente este día es motivo de alegría, de fiesta, de orgullo y de esperanza, como también es un día para la reflexión, la planificación y articulación de desafíos múltiples. Nuestros países requieren no solo una población sana y socialmente comprometida sino también de una juventud activa con el desarrollo y depositaria de políticas públicas eficientes, eficaces y afectivas, visiones de ciudadanía responsable y confirmación de canales de resguardo institucional sobre esta población.

No es menos cierto que en muchos de nuestros países, como en la región Centroamericana y en particular México, la juventud se ha convertido en un problema con el que el estado o su administrador temporal, léase gobierno (no importando el signo político de este) debe lidiar constantemente. No por una situación de pugna, sino por la concurrencia endémica de falta de oportunidades, políticas de igualdad, empleo, educación de calidad y otros grandes retos para el futuro, temáticas además particularmente sensibles cuando se suman las variables indígenas y afrodescendientes.

En este mapa destaca la acción en la materia desarrollada en Guatemala con CONJUVE y la creación de un Gabinete Especifico de Juventud, GEJ y la implantación desde la sociedad civil y gobierno de un Plan Nacional de Juventud, PNJ, todas herramientas útiles al desarrollo de políticas especificas y de carácter nacional, con claro sentido de estado y no de gobierno, evitando el clientelismo y asistencialismo tan propio de nuestras democracias.

Solo en América Latina hay 165 millones de jóvenes, llenos de esperanzas y sueños, desafiando el día día y los embates de las políticas y la operatividad de las distintas recetas de desarrollo. CEPAL ha invitado a los países de la región a invertir en su juventud, ha desarrollar matrices de desarrollo inclusivas, en este ámbito quiero destacar por ejemplo que Guatemala ha aumentado en esta administración en un 150% la asignación presupuestaria a este sector, caso interesante tratándose de un país Centroamericano, su plan de desarrollo denominado PLANEA 2013-2017 consigna importantes mecanismos de articulación, focalización y financiamiento.

Nuestra América morena, mestiza, afrodescendiente, indígena, criolla, etc., está compuesto mayoritariamente por personas jóvenes, es posible decir que más de la mitad de la población tiene 26 años o menos, esto ha llamado la atención en la última década dado que no han existido los programas necesarios para hacer que estos jóvenes tengan un buen presente y un mejor futuro, de ahí que el esfuerzo de Guatemala es destacable.

Si bien es cierto la situación aun es incipiente el esfuerzo Chapín parece interesante como objeto de análisis; Esta claro que el compromiso y la participación de los jóvenes es esencial para lograr el desarrollo humano sostenible, sin ellos no hay agenda de desarrollo. Sin embargo, a menudo las oportunidades para los jóvenes de participar política, económica y socialmente son pocas, insuficientes o inexistentes, todo esfuerzo en este sentido es destacable.

Por último el Día Internacional de la Juventud brinda la oportunidad de celebrar el poder de la creatividad y el impulso innovador que los jóvenes aportan al desarrollo y los sueños colectivos de una nación.

Debemos ver a los jóvenes, no como botellas vacías que hay que llenar, sino como velas que hay que encender (Roberto Chafar)

Antonio Yelpi

Secretario Ejecutivo ONG CEDEPU CHILE

Antonio Yelpi

Autor

Antonio Yelpi

Secretario Ejecutivo
CEDEPU Chile ONG

Up Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.