¿Una guerra que no tiene fin? Corea del Norte vs Estados Unidos.

Sin comentarios

A partir del auge de los grupos terroristas y sus atentados en diversas partes del mundo, las armas nucleares y su control comenzaron a tener mayor relevancia en las agendas de determinados países, como es el caso de Estados Unidos.

Existe desde 1968 un Tratado sobre la No Proliferación, el cual se divide en dos tipos de Estados. Por un lado los nucleares, que son Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Gran Bretaña; y por el otro, los Estados no nucleares que son el resto de los países los cuales se adhirieron y ratificaron el tratado. En el caso de estos Estados, no es legítima la posesión de armas nucleares, la fabricación, almacenamiento o asistencia técnica a tal fin.

En relación al Tratado sobre la No Proliferación, Corea del Norte era considerado un Estado no nuclear, hasta el año 2003 donde se retiró del mismo luego de que George W.Bush lo calificara como “Rouge State”. A partir de este suceso, Corea del Norte por un lado comenzó a ser un actor importante y al que se debía controlar en términos de armas nucleares y por otro lado, también se intentaron llevar adelante negociaciones para que Corea del Norte regresara al tratado pero no se logró. Paralelo a esto, dicho país asumió tener en su poder armas nucleares y también la idea de que tenían tanto derecho de usarlas y venderlas como los países nucleares.

Luego de esto, Corea del Norte comenzó a realizar ensayos nucleares siendo el primero, en el año 2009 donde se detonaron bombas debajo de la tierra. Cada ensayo nuclear superaba al anterior en cuando al desplazamiento de energía.

En cada ensayo nuclear tanto el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como Estados Unidos le imponían sanciones que iban desde limitación en la provisión de armamento que pueda ser utilizado para armas nucleares hasta sanciones comerciales y sanciones económicas.

Van Evera en su libro “Cause of war: Power and the Roots of Conflicts”, en el cual desarrolla dos posturas que un Estado puede llevar adelante en un conflicto. Esto podría analizarse en cuanto al conflicto de Estados Unidos con respecto a la tenencia y utilización de armas nucleares por parte de Corea del Norte. Entonces, la pregunta que se hace Van Evera es qué pasa en términos estratégicos para definir cuando hay una ventaja ofensiva o defensiva. Esto va a ser a partir de un analisis sobre la combinación entre cuatro factores que se articulan de forma tal que en algún momento producen un output defensivo u ofensivo.

Estas capacidades de las que habla Van Evera son, las capacidades militares en cuales se hace referencia a la cantidada, calidad de armamentos y doctrina militar. Una segunda capaciadad que es la geografía la cual se refiere a las facilidades o complicaciones que genera un territorio, donde algunas geografías hacen más difícil adoptar conductas agresivas y geografías que lo hacen mas fácil. Una tercer capacidad que es el orden politico y social, el cual es importante por dos cosas primero la cohesión de la sociedad y la cohesión de las elites y tambien, como el liderazgo politico lee el entorno internacional y que tan aceptada es una causa de guerra dentro de la misma. Y por ultimo, factores diplomaticos que refiere a como se generan acuerdos que favorezcan el mantenimiento de un sistema estratégico internacional defensivo. Si se logran firmar acuerdos de seguridad colectiva el sistema internacional tiende a estabilizarse mientras que las alianzas militares pueden favorecer momentos ofensivos.

A partir de esto se puede analizar que en cuanto a las capacidades miltiares en el conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte, favorecería al momento defensivo ya que dentro de estas capacidades miltiares se encuentran las armas nucelares siendo la misma un arma de destrucción masiva y por lo tanto muy peligrosa para el sistema internacional. Al mismo tiempo uno de los actores dentro del conflicto, Corea del Norte, demostró no tener temor al momento de usar las mismas en el caso de que fuera necesario.

Una segunda capacidad es la geografía en la cual a Estados Unidos también le conviene tender a la conducta defensiva ya que Corea del Norte esta cerca tanto de China como de Japón y son paises con los cuales Estados Unidos debe llevar adelante buenas relaciones.

Como tercer capacidad esta el orden social, en el cual se podría decir que en cuanto una conducta ofensiva en el conflicto con Corea del Norte, Estados Unidos tiene cohesión social ya que se considera a Kim-Jong como un enemigo norteamericano, por lo tanto podria llegar a tender a la conducta ofensiva. Y por último, en cuanto a los factores diplomáticos, Corea del Norte a partir de su salida del TNP se lo considera como un desestabilizador del sistema internacional.

Teniendo en cuanta las cuatro capacidades que se desarrollaron. Estados Unidos debería tomar una conducta de tipo defensiva ya que, tendría menos costos que llevando adelante una conducta ofensiva. Por lo tanto, esto sigue y seguirá siendo una guerra sin fin, producto a que a Estados Unidos no le conviene ser ofensivo por lo mencionado anteriormente, mientras que a Corea del Norte le conviene seguir adelante con la misma posición que viene teniendo hasta la actualidad ya que pasó de ser un Rule -Taker cuando ingresó al Tratado de no Proliferación, a ser luego de su salida del mismo, un Rule- Maker.

Florencia Correa Pino

Autor

Florencia Correa Pino

Estudiante de Gobierno y Relaciones Internacionales - UADE

Up Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.